Salud

8 cosas que quizás no sabías sobre tu reloj biológico explicadas por el último nobel en medicina

pexels-photo-371109

En una sesión de preguntas y respuestas organizada por BBC Mundo para sus lectores, el científico Michael Young, ganador del premio Nobel de Medicina 2017 por su investigación sobre los mecanismos de nuestro reloj biológico, aclara algunas dudas y nos explica mejor cómo funciona nuestro “horario” interno, controlado por el “gen del período”, el responsable de que nos dé sueño de noche.

Aquí te contamos las más interesantes.

Puede que heredes el ritmo circadiano de tus padres (o puede que no)

El ritmo circadiano es nuestro reloj biológico, y al estar controlado por genes, es posible que heredes las particularidades presentes en los horarios biológicos de tus padres, pero también puede que no. Según el propio Young, “La herencia es como una baraja de cartas”. Por eso, puede que si tu padre se sentía mejor trabajando de noche que de día te pase a ti también; pero del mismo modo puede que tu afición por acostarte tarde a tus padres les resulte incomprensible.

Tu reloj biológico podría ser modificado genéticamente

Young cree que es posible, pero también considera que hay formas más sencillas de aliviar los problemas del reloj biológico, como exponernos regularmente a la luz solar para recuperar nuestro horario natural.

Dormir con tu pareja puede modificar tu reloj biológico, pero no demasiado

Si tú te levantas tarde y tu pareja temprano, es posible que eso influya en tus tiempos, pero los relojes siempre se mantendrán independientes porque son impulsados los genes de cada uno.

La ceguera puede modificar tu horario natural

Si no puedes ver objetos, pero tienes receptores de luz en la retina, tu cuerpo está sincronizado con el ciclo día-noche. En cambio, cuando no los tienes, es posible que despiertes cada día un poco más tarde, y cada semana estarás más fuera de sincronía que la anterior.

Si tomas pastillas para dormir y viajas, deberías tomarlas según el horario de donde estés ahora

La solución para el jet lag es adaptarte al nuevo horario lo más pronto posible. A tu cuerpo le tomará varios días acostumbrarse, así que debes evitar dormir durante el día y acostumbrarte al nuevo ciclo diario.

Puedes optimizar tu reloj si comes y duermes en horarios regulares

La proteína PER es una de las que controlan tu ritmo circadiano, y no hay forma de regular sus niveles con medicamentos, por lo que debes acostumbrarte cuidar tus horarios de comida y sueño.

Si trabajas de noche, actúa como si viviera en otra zona horaria

Trata de dormir en un lugar oscuro durante el día y trabaja en un lugar bien iluminado de noche. Come de noche y evita hacerlo de día, cuando se supone que debes dormir en un ambiente oscuro.

Los relojes biológicos pueden cambiar, pero muy lentamente

Los reloj cambian con el tiempo, pero el cambio es muy lento y va a la par con la duración del día en la Tierra, que alguna vez hace miles de millones de años, fue mucho más corto.

Fuente: http://www.labioguia.com/notas/8-cosas-que-quizas-no-sabias-sobre-tu-reloj-biologico-explicadas-por-el-ultimo-nobel-en-medicina

Comentarios

Comentario

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Más populares

Arriba