Cocina

Cosas que tus padres te dijeron sobre la comida y son mentira

chocolate-schokalodentafel-chocolate-bars-dark-chocolate-40845

Visión nocturna, músculos como una roca y una súper inteligencia. Durante décadas nuestros padres nos dijeron que al comer verduras y otros desagradables alimentos ganaríamos poderes fabulosos, tan asombrosos como los de un superhéroe. Sólo era cuestión de comer una viscosa papilla y la magia comenzaría.

Qué ilusos fuimos al tragarnos el hígado licuado y todas esas mentiras sobre los extraordinarios beneficios de la comida. Claro que echarle toda la culpa a nuestros padres sería injusto, porque además de sus palabras estaba una maquinaría de publicidad y desinformación que inició con la caricatura de Popeye el marino.

Esta tira cómica –y posteriormente dibujo animado– nos implantó la idea de que comer espinacas nos haría extremadamente fuertes, al igual que pasaba con Popeye, quien ingería una dosis de dicha verdura para inflar sus músculos y obtener fuerza extraordinaria. Por desgracia para sus más fieles seguidores, esto es una total y vil mentira.

La relación espinacas y fuerza extraordinaria proviene de un estudio mal impreso, en el cual se colocó de manera errónea un punto decimal atribuyéndole a la verdura una superlativa cantidad de hierro, así lo dijo la British Medical Journal. Este descuido se descubrió en 1930 (aproximadamente 10 años después de la primera edición de la tira cómica) y se guardó en secreto hasta 1981, mientras tanto, los productores americanos de espinacas se beneficiaron de la mentira.

Sí, es muy triste enterarse de que nuestra vida es una mentira, pero en algún punto había que madurar. En fin, ésta es tan sólo una mentira que nuestros padres (y la mercadotecnia) nos hicieron creer. ¿Quieres conocer otras?

El chocolate provoca acné

Todo adolescente tiene miedo de los barros y, en ocasiones, los padres se aprovechan de eso para limitarnos. Nos dicen, “si sigues comiendo chocolate vas a estar lleno de barros”. La verdad es que no existe una relación directa entre una y otra cosa, así lo afirmó la dermatóloga Avaa Shamba. La experta asegura que el azúcar genera grasa y la grasa genera los barros, pero de hecho, entre más puro sea el chocolate menor azúcar contiene.

Las espinacas, coliflor y acelgas son saludables

Ya desenmascaramos el mito de las espinacas y ahora le sumamos que su consumo habitual podría tener efectos nocivos para la salud. Tanto la verdura favorita de Popeye como la colifor y acelgas contienen grandes cantidades de sal, lo que provocaría problemas de hipertensión y retención de líquidos.

El caldo de pollo y res son nutritivos

Sí y no. Los caldos son saludables por su bajo contenido en grasa y por la proteína de la carne. Lo que no es cierto es que la verdura sea la primordial fuente de nutrición puesto que al hervirla pierde sus propiedades y beneficios. Las verduras se deben comer crudas.

Si vas a comer grasas, que sean naturales

Nos limitan de la vitamina T (tacos, tortas y tamales) y nos sugieren comer grasas naturales. Esta sentencia es verdad a medias, ¿o acaso no han escuchado sobre el aceite de palma y coco? Tenemos un artículo entero dedicado a los daños que provocan estas grasas naturales. Revísalo aquí.

Un huevo crudo es 10 veces mejor que uno cocido

Cuando estamos haciendo ejercicio y queremos subir nuestra masa muscular el consejo más recurrente es ingerir huevos crudos por la mañana. ¿Es en serio? La yema del huevo contiene provitamina B, que pasará a vitamina B con el proceso de cocción. Ingerirlo crudo limita los valores nutrimentales.

Los licuados y jugos son saludables

Una fruta es saludable, dos frutas son saludables, ¿la mezcla de cuatro o cinco frutas es saludable? La respuesta es no, sólo es una ingesta excesiva de azúcar y poca fibra. La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece una relación probable entre el consumo de jugos de fruta y la obesidad. Lo mismo pasa con los licuados.

Qué horrible habernos privado de algunos alimentos y de haber ingerido otros. Todo por los padres, quienes supuestamente quieren nuestra salud. No hay que culparlos, ellos también fueron presa de un círculo de desinformación.

Fuente: https://culturacolectiva.com/comida/mitos-sobre-la-comida-que-tus-padres-te-dijeron/

Comentarios

Comentario

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Más populares

Arriba