Salud

El silencioso mal más mortífero que el SIDA, la malaria y otras enfermedades juntas

pexels-photo-243104

Creemos que vivimos en la peor época de la historia por las peores razones. En 2001 los ataques a las Torres gemelas comenzaron una guerra que aún no termina del todo (convirtiéndola en la guerra más larga en la historia de Estados Unidos). Sin embargo, en 2015 “sólo” medio millón de personas murieron en el mundo a causa de guerras y asesinatos a nivel mundial. Una cifra enorme porque hablamos de muertes prematuras, pero pequeñísima comparada con las que causan algunas cosas a las que nadie presta atención.

Enfermedades como el Ébola, que pusieron de cabeza a todo el mundo, cobraron la vida de menos de mil personas en un año y el SIDA, la malaria y la tuberculosis, que han sido pandemias que amenazaron con infectar a todo el mundo, se llevaron a cerca de tres millones de personas en 2015. Sin embargo, hay una razón silenciada por la que muere más del triple de gente que esas tres enfermedades: la contaminación.

En 2015 la contaminación provocó cerca de 9.19 millones de muertes prematuras. Basta con imaginar una enfermedad por la que casi 10 millones de personas murieran al año para visualizar el pánico que causaría en la población. El mundo entero reclamaría políticas para minimizar sus efectos, y se buscaría una forma de reducir esas muertes de inmediato y no habría marcha atrás.

Sin embargo, al tratarse de algo como la contaminación, invisible a simple vista y al mismo tiempo responsabilidad de todos -pero sobre todo de los más poderosos-, las empresas y los gobiernos voltean a otros lados, pues mejorar las condiciones del planeta harían que ellos perdieran dinero y poder inmediatamente. A pesar de los tratados de París y otras reformas para garantizar la salud de la gente, son mínimas acciones contra el mayor asesino en el Planeta.

Cerca de 3.5 millones de estas personas murieron por la contaminación del aire concentrado en ambientes cerrados. Polen, humo de tabaco, pesticidas y productos del hogar así como distintos gases y más. Por otra parte la contaminación exterior mató a 3.3 millones de personas. La gravedad del asunto es que incluso los especialistas especulaban que las muertes anuales por estos problemas serían solo la mitad del total real, poniendo en cuestionamiento el estilo de vida que casi todo el planeta lleva.

Hay que recordar que países como Islandia o Noruega están apunto de romper récords ambientales por la forma en que reciclan y no contaminan, pero estos pequeños puntos no se comparan con lo que países como China, India o Estados Unidos causan en todo el globo.

Una enfermedad que poco a poco nos afecta, que destruye nuestro organismo de tal forma que al final nos preguntamos, ¿qué fue lo que pasó? cuando en verdad lo sabemos. Los ríos son tóxicos, la contaminación tapa el sol, el aire se siente más pesado e incluso el suelo tiene químicos que nos están aniquilando poco a poco, 10 millones de personas al año.

Fuente: http://www.labioguia.com/notas/el-silencioso-mal-mas-mortifero-que-el-sida-la-malaria-y-otras-enfermedades-juntas

Comentarios

Comentario

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Más populares

Arriba