Espiritualidad

Sugerencias para el día del amor y la amistad

FLORES (ROSAS ROJAS) (52)

Las raíces de la celebración del día del amor y la amistad se remontan a acontecimientos de tintes paganos; de ahí se les ha revertido para darles un sentido cristiano.

 

En México en el día del amor y la amistad los novios o esposos se muestran su afecto con unas flores, en particular rosas, y chocolates. Entre los amigos y conocidos se regalan globos de colores, tarjetas electrónicas o impresas, o bien, se invitan a comer.
Como en muchas de nuestras tradiciones, manifestar lo que sentimos por las personas nos pide un gasto a veces innecesario, con el que corremos el riesgo de reducir el auténtico sentido del cariño a un objeto que regularmente el destinatario no necesita. Es cierto que esas muestras externas de los regalos expresan el afecto y refuerzan un compromiso, pero es mucho más importante obsequiar nuestro corazón a quienes amamos, dándoles tiempo, comprensión, ternura y perdón.
El día del amor y la amistad tiene en sí mismo un valor inmenso. Sólo añadimos que las manifestaciones de afecto se pueden mostrar todos los días con detalles simples que lo engrandecen, haciendo de ellas una forma de vida, volviéndolas una canalización del deseo de vivir armónicamente como personas con diversos valores por cultivar.

Orientando el amor
El 14 de febrero de cada año es una oportunidad para reafirmar el amor a los que nos rodean y de crear lazos de amistad perdurables. Obviamente, esto no nos prohíbe que hagamos un regalo a algún ser querido, pero nos invita a priorizar el amor, entendido como la búsqueda del bien del otro, como el principal regalo.
Desde el punto de vista cristiano, el amor es una de las tres virtudes teologales. El Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica, en el n. 388, define el amor (caridad) como “la virtud teologal por la cual amamos a Dios sobre todas las cosas y a nuestro prójimo como a nosotros mismos por amor a Dios. Jesús hace del amor el mandamiento nuevo, la plenitud de la Ley. Él es ‘el vínculo de la perfección’ (Colosenses 3, 14) y el fundamento de las demás virtudes, a las que anima, inspira y ordena: sin ella ‘no soy nada’ y ‘nada me aprovecha’” (1Corintios 13, 2-3). Por lo tanto, a partir de esta definición podemos proponernos crear buenas amistades a través del regalo del bien, el respeto y el cariño hacia los demás.

CELEBRANDO EL AMOR
Propuesta de oración en familia

Motivación
El jefe o la jefa de familia dice lo siguiente:
Dios ha mostrado al hombre su grande amor creándolo a su imagen y semejanza y poniéndolo en la tierra para comunicar a sus semejantes ese amor en la búsqueda continua del bien. Jesucristo es la gran prueba del amor que Dios ha tenido a la humanidad de todos los tiempos, porque en Él nos devolvió su amistad y por Él podremos gozar de la eternidad de ser sus hijos; el gran regalo de amor de Dios al mundo es su propio Hijo.
Uno de los grandes apóstoles que nos habla del amor es san Pablo. Con él, a través de este breve momento celebrativo, renovemos nuestro compromiso con Dios de amarlo sólo a Él, y crear lazos de amistad duraderos con aquellos que nos rodean.

Leturac y reflexión de la Palabra
Un miembro de la familia lee el siguiente texto:
Lectura de la primera carta de san Pablo a los Corintios (13, 1-13).
Aunque hablara todas las lenguas de los hombres y de los ángeles, si me falta el amor sería como bronce que resuena o campana que retiñe. Aunque tuviera el don de profecía y descubriera todos los misterios y la ciencia entera, aunque tuviera tanta fe como para trasladar montes, si me falta el amor nada soy. Aunque repartiera todo lo que poseo e incluso sacrificara mi cuerpo, si no tengo amor, de nada me sirve. El amor es paciente y muestra comprensión. El amor no tiene celos, no aparenta ni se infla. No actúa con bajeza ni busca su propio interés, no se deja llevar por la ira y olvida lo malo. No se alegra de lo injusto, sino que se goza en la verdad. Perdura a pesar de todo, lo cree todo, lo espera todo y lo soporta todo. El amor nunca pasará. Las profecías perderán su razón de ser, callarán las lenguas y ya no servirá el saber más elevado. Porque este saber queda muy imperfecto, y nuestras profecías también son algo muy limitado; y cuando llegue lo perfecto, lo que es limitado desaparecerá. Cuando era niño, hablaba como niño, pensaba y razonaba como niño. Pero cuando me hice hombre, dejé de lado las cosas de niño. Así también en el momento presente vemos las cosas como en un espejo, confusamente, pero entonces las veremos cara a cara. Ahora conozco en parte, pero entonces conoceré como soy conocido. Ahora, pues, son válidas la fe, la esperanza y el amor; las tres, pero la mayor de estas tres es el amor.

Oración
Otro integrante de la familia dice la siguiente oración:
Gracias, Señor, por tu amor manifestado en Jesucristo, en nuestra vida y en la belleza de la creación.
Concédenos la gracia de hacer el bien como tú lo haces: que en este día 14 de febrero, que celebramos el amor y la amistad, compartamos con los que nos rodean tu divino amor, cargado de buenas obras inspiradas en los ejemplos y enseñanzas de Jesucristo, tu divino Hijo. Ayúdanos a comprender que el amor es la virtud cristiana más grande y necesaria, con la cual podemos gozar de amistades duraderas y fraternas.
La familia responde: Que así sea.

Palabras finales.
El jefe o la jefa de familia concluye:
El día del amor y la amistad hoy ha sido para nosotros una experiencia nueva, fundada en el amor de Dios a los hombres y en el bien que la humanidad ha de buscar entre sí. No dejemos de dar el toque cristiano a nuestras costumbres, regalando a los demás antes que todo el amor de Dios. ¡Feliz día del amor y la amistad

120-FBOQQV4J

 

 

 

 

 

Fuente: http://www.lafamiliacristiana.com.mx/lfc/index.php?option=com_k2&view=item&Itemid=66&id=193

 

 

 

Comentarios

Comentario

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Más populares

Arriba