Finanzas

10 tips para aprender a ahorrar y organizar el presupuesto en tu hogar

pexels-photo

Llegar a fin de mes a veces se hace difícil, así que ahorrar parece una tarea que linda lo imposible. Sin embargo y aunque te cueste creerlo, es algo que está al alcance de cualquiera.

No pienses que el problema pasa porque no ganas lo suficiente. De hecho, hay personas que ganan muchísimo dinero y también tienen problemas para llegar a fin de mes.

La verdadera clave radica en la manera en la que usas el dinero. Por eso, si empiezas a implementar estos 10 tips, descubrirás que ahorrar dinero es mucho más viable de lo que pensabas.

1. Arma un presupuesto

Este primer paso es el fundamental. Puede que estés convencido de que tienes todo en tu cabeza, y que ella es muy confiable. Pero posiblemente eso no es así.

Lo que necesitas es tener anotado todos los ingresos y los gastos, para saber exactamente con cuánto dinero cuentas para ahorrar, y de dónde puedes obtener ese dinero.

Si te resulta difícil hacerlo sólo, puedes descargarte una planilla de presupuesto personal que te ayude a hacerlo.

2. Incluye el ahorro en el presupuesto

Ahora que ya tienes en mente hacer un presupuesto, debes saber que es importante que el ahorro sea parte del presupuesto. Es decir: que el ahorro no dependa de cuánto sobre a fin de mes, sino que debes tomarlo como un gasto más.

Piensa que es un “pago para ti mismo”. Separa ese dinero todos los meses. Si no lo tienes, necesariamente reducirás otros gastos menos importantes.

3. Busca ofertas

Alguien que sabe ahorrar no se queda con el primer precio que le dan. Busca en distintas tiendas, pregunta, prueba segundas marcas.

No sólo para las compras grandes. Sino, y sobre todo, en las pequeñas. Si te tomas el tiempo de recorrer tu barrio buscando los mejores precios, verás que en cada compra para el hogar ahorras mucho dinero.

4. Ten cuidado con las “gangas”

Ojo, buscar ofertas es una de las bases del ahorro, sí. Pero comprar cosas sólo porque están en ofertas puede ser el peor enemigo de tu economía.

Aprovecha las promociones sólo cuando sea algo que realmente necesitas. Comprar algo innecesario sólo porque está muy barato no es buen negocio: aunque sea poco, estás gastando un dinero que no tenías previsto.

Así que antes de comprar esa súper oferta, piensa si es algo que realmente necesitas.

5. Controla tus deudas

Es fundamental que tengas las deudas bajo control, ya sean que provengan de un crédito o de la tarjeta.

La deuda es un recurso que puede ser necesario en muchos momentos, y por lo tanto o está mal recurrir a ella. Pero debes tener en cuenta dos cosas:

No tener deudas malas, es decir, por las que pagás demasiados intereses.
Que la cuotas no se acerquen demasiado a tus ingresos.

Si puedes mantener estos dos ítems bajo control, notarás que se te hace mucho más fácil llegar a fin de mes.

6. No gastes en lo que no usas

Muchas veces pagamos cosas por la mera ilusión de usarlas. Un ejemplo común de ello es el gimnasio: mucha gente paga porque espera ir, pero luego no va.

Puede pasar también con cursos, con libros que compras pero nunca vas a leer, con ese vestido que no te queda pero que “usarás cuando adelgaces”.

Ante todo esto, debes saber que nunca ahorrarás con esa tesitura. Si hay algo que no vas a usar ahora: no lo compres. Ya habrá tiempo de comprarlo cuando sea útil.

En lugar de pagar un mes de gimnasio para ir a una sola clase, paga por clase. O mejor aún, cambia el gimnasio por salir a caminar. Las ideas son infinitas pero la premisa es siempre la misma: no gastes en lo que no usas.

7. Usa la bicicleta o camina

Si durante un mes cambiaras el auto o el transporte público por una caminata o la bicicleta… ¿Cuánto dinero ahorrarías a fin de mes?

Saca la cuenta sumando el dinero de la nafta o del boleto del metro cada día, o mejor aún: haz la prueba durante un mes y guarda en una lata el dinero que te ahorras en transporte.

Verás que cuando hagas el recuento, tendrás mucho más dinero del que creías. Y, como si fuera poco, te sentará increíble estar en movimiento.

8. Arma un fondo para imprevistos

No hay nada peor que esto: vienes ahorrando de forma constante y, cuando estás cerca de tu objetivo, sucede un imprevisto. Por ejemplo: se rompe el coche, o hay que hacer una reparación en casa.

En esos momentos, debes usar todo lo que tenías ahorrado (y si no tenías nada, volver a endeudarte) para poder hacer frente a esa situación que no estaba en los planes.

Para ello, no hay nada mejor que tener un fondo para imprevistos. Antes de empezar a ahorrar para tu próximo viaje, asegúrate de tener un dinero de resguardo para ese tipo de situaciones.

9. Controla el consumo de servicios

No tengas prendida la calefacción si no hace falta. Cuando prendas el horno, aprovecha para cocinar varias cosas al mismo tiempo.

Olvídate de las duchas eternas, y apaga las luces de las habitaciones en las que no hay nadie.

Pueden parecerte pequeños cambios, pero realmente harán una diferencia en tu economía cuando lleguen las facturas de luz, agua y gas. Además, el planeta te lo agradecerá.

10. RRR

Las 3 R son la base de una vida más sustentable: reducir, reciclar, reutilizar. Pero, si quieres que te diga la verdad, una vida sustentable también es más barata.

Recicla tu ropa, en lugar de comprar una nueva. No gastes en cosas descartables, si puedes reutilizar lo que tienes. Reduce tus gastos en cosas innecesarias.

Si te comprometes con un consumo responsable, verás que a fin de mes tienes más dinero del que te imaginas. ¡Y ayudas a salvar el planeta!

Fuente: http://www.labioguia.com/notas/10-tips-para-aprender-a-ahorrar-y-organizar-el-presupuesto-en-tu-hogar

Comentarios

Comentario

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Más populares

Arriba