Hogar

10 cosas que te convertirán en un activista de las puertas para adentro de tu casa

pexels-photo-255441

Si crees que el activismo es solo formar parte de una organización ambiental, o hacer grandes hazañas, como frenar barcos petroleros en el océano o amarrarse de un árbol de más de 10 metros de altura para evitar que lo talen, debes saber que de la puerta de tu casa hacia adentro puedes hacer mucho más de lo que imaginas.

Hay cosas tan pequeñas que te tomarán muy poco tiempo y que, sin embargo, podrían tener un impacto enorme. Además, aunque las hagas tú solo, y nadie te mire, cuando lo hagas estarás pensando no solo en ti, entendiendo que eres parte de un todo que merece tu cuidado. Y eso, ¡ya es acción!

Prueba alguna de estas cosas, escríbelas y pégalas en tu refrigerador para tenerlas a la vista, y conviértete en un gran activista.

1. Cierra el agua mientras te lavas los dientes o enjabonas los platos

Hay muchas cosas que hacemos casi de forma automática, pero sin darnos cuenta estamos desperdiciando un valioso recurso. Cuando cepillas tus dientes acuérdate de cerrar la canilla; solo haciendo esto ahorrarás entre 4 y 10 litros de agua por vez. Lo mismo si lavas tus platos a mano; enjabónalos y luego enjuágalos. ¡Harás una hazaña aún más grande si escoges una pasta de dientes o un detergente de vajilla biodegradable! De esa forma evitarás contaminar el agua.

2. Separa tu basura

Antes de separar, lo ideal es que empieces a reducir la cantidad de lo que desechas. ¿Qué tal si te lo tomas como un desafío? Si sacas una bolsa por día normalmente; ¿crees que puedes sacar solo una cada dos días?

Además, antes de tirar, hay cosas que quizás puedas reutilizar, dándoles un nuevo uso. Si no es así, averigua qué materiales pueden ser reciclados en tu localidad, o qué contenedores especiales existen cerca de tu casa. De acuerdo a eso, puedes limpiar y separar los reciclables, por ejemplo, plástico (los que llevan los números 1, 2 y 4 en su base), vidrio, metal y cartón y/o papel.

Si no encuentras esto, ya estarás haciendo mucho si separas la basura orgánica de la no orgánica. La primera puedes usarla para hacer un compost en tu casa; reducirás la cantidad de desechos y crearás un abono natural para tus plantas.

3. Reduce la cantidad de plástico

Evitar el plástico hoy es casi imposible; lo encontramos en todas partes; pero es un grave problema ambiental. Y tú puedes hacer tu aporte desde adentro de tu casa tomándote como un reto achicar la cantidad de plástico que sí puedes controlar. Por ejemplo, no usar (ni recibir de ningún comercio) bolsas plásticas, elegir los productos con packaging reciclable, llevar tu propio contenedor si vas a comprar comida para llevar, etc. ¡Sé creativo y verás cómo puedes hacer mucho más de lo que crees!

4. ¡Planta!

Si tienes un jardín puedes convertirte en activista con solo plantar un árbol, ya que además de generar oxígeno un solo arbol absorbe alrededor de 30 kg de polución. Si no tienes espacio, igual puedes plantar de muchas formas diferentes. No solo estarás ayudando a oxigenar el aire, sino que también estarás llenando de vida tus ambientes.

5. Aplica el minimalismo en tu vida

Pregúntate si realmente necesitas todo lo que tienes o que quieres comprar. Menos es más. Regala lo que ya no uses, y no acumules cosas que no tengan un valor para ti. Te sentirás más liviano, podrás ayudar a otro que quizá necesite lo que tú ya no, y esquivarás la lógica del consumidor por consumir que derrocha una gran cantidad de recursos sin sentido.

6. Desenchufa los aparatos que no usas

Hay muchos aparatos eléctricos que aunque estén apagados o en modo stand by igual consumen energía (alrededor de 1.6 kilovatios diarios). Ya estás ayudando a ahorrar energía desenchufándolos si no los usas, o apagando las luces de los sitios donde no estés.

7. Elige productos de consumo local

Cuando vayas de compras, procura elegir productos de consumo local. Estarás ayudando a: ahorrar emisiones de carbono (que se emitirían en el transporte); fortalecer las relaciones comunitarias; impulsar el empleo local; ayudar a los pequeños productores; y además estarás adquiriendo productos más frescos, a precios más justos (al evitar tantos intermediarios).

8. Cambia una película por un documental

Los documentales ya no son como antes. Puedes encontrar una gran oferta gratuita en internet, que te informe pero de manera entretenida sobre los temas que más curiosidad te dan.

9. Adopta un animal sin hogar

Puedes compartir tu hogar con un animal que haya sido rescatado de la calle. Así ayudarás a los refugios que no dan a basto, salvas una vida y ganas un amigo incondicional. Le darás y te dará mucho amor.

10. Irradia buena energía

Todo comienza desde uno mismo. Procura trabajar tu empatía, valora los vínculos y ve acercándote hacia la comprensión de que eres parte de un todo y que lo que generas, por más pequeño que sea, produce un efecto en los demás. ¡Contagia tu alegría!

Fuente: http://www.labioguia.com/notas/10-cosas-que-te-convertiran-en-un-activista-de-las-puertas-para-adentro-de-tu-casa

Comentarios

Comentario

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Más populares

Arriba